Si creo que todo puede cambiar...

Mi enana y mi gigante.


No hay comentarios: