Si creo que todo puede cambiar...


La mafia más grande vive en el Vaticano.

No hay comentarios: