Si creo que todo puede cambiar...

usted.

Usted es el culpable, de todas mis angustias y todos mis quebrantos. Usted llenó mi vida de dulces inquietudes y amargos desencantos. Su amor es como un grito que llevo aquí en mi alma y aquí en mi corazón. Y soy aunque no quiera, esclavo de sus ojos, juguete de su amor. No juegue con mis penas, ni con mis sentimientos que es lo único que tengo. Usted es mi esperanza, mi última esperanza comprenda de una vez. Usted me desespera, me mata, me enloquece y hasta la vida diera por vencer el miedo de besarlo a Usted.

1 comentario:

Ger dijo...

Me cantas como coky?