Si creo que todo puede cambiar...

Una historia para Geer.

Una historia que termine 'fue ahí que me di cuenta que me había confundido con alguien más' o una que empiece con 'Quién puede ser este hombre? Se pregunto Sheila mientras miraba al extraño parado en la puerta'. O una que tenga de titulo 'Una Tarde desastrosa'
Tiene que tener 200 palabra. Tiene que tener en algún lugar la palabra aunque y un condicional.

¿Quien puede ser este hombre? Se pregunto Sheila mientras miraba al extraño parado en la puerta. Se acerco a él con la intención de sacarse la duda, cuando este hombre se tomo el atrevimiento de abrir la puerta de su casa y entrar sin pedir permiso. Se asusto, y pregunto casi gritando - ¿Quien es usted? ¿Porque entra así a mi casa? ¿Que esta buscando? En ese momento el hombre estaba inspeccionando todo el lugar con la mirada, y esto altero más a Sheila, ya que no lo conocía. Se acerco bruscamente al hombre y este la mantuvo alejada estirando el brazo delante de ella. Reitero su pregunta esta vez intento tranquilizarse, -¿Quien es usted? El hombre volvió la vista a ella tranquilamente y aunque no era un ser de muchas palabras, comenzó a explicarle de manera sencilla el porque de su llegada. Al terminar su relato aquel señor, ella se sintió más segura. Se trataba de un guardia de seguridad, que rondaba la manzana cuidando a los vecinos, y le comento que había visto movimientos raros por los alrededores de la casa, pidió permiso esta vez a la propietaria de la casa y se dedico a revisar todos los lugares donde había visto y escuchado algo, Sheila intento ayudarlo en todo lo que estaba a su alcance, mientras el hombre amablemente le contaba que hacia unos días estaba viendo cosas sospechosas por su casa y la que estaba a la derecha. Que había intentado investigar algo desde afuera, pero como no conseguía nada y había dejado de ver cosas no siguió investigando pero que esa tarde había visto y escuchado en varios momento cosas, cuando ella no se encontraba en su domicilio, y se había quedado cerca esperando que ella regresara para poder entrar e investigar bien la casa. El hombre se llamaba Ben, se retiro pidiendo disculpas por el arrebato de entrar así a su domicilio. Unas horas mas tarde Sheila escucho unos ruidos, con mucho cuidado salio por la puerta de atrás de su casa se acerco al lugar de donde provenían los ruidos y saco unas maderas y encontró una gata que tenia 3 gatitos. Al otro día Sheila fue a avisarle al guardia lo que había encontrado, y se quedo más tranquilo.

1 comentario:

G dijo...

Muchas gracias