Si creo que todo puede cambiar...

A llorar a la Iglesia; error mio el de anoche.

No hay comentarios: