Si creo que todo puede cambiar...

Iba como quien no quiere la cosa, a ver que pasaba, que hacían estos cuantos músicos por mi, y a veces pasa que cuando vas con la intención de solo escuchar, pasas a sentir miles de cosas, de emocionarte a sentir amor por haber nacido acá, de brincar a deshacerme en aplausos. Sin duda esta es gente de la que vale la pena hablar, a la que vale la pena hacerle un lugar entre mis cosas, entre mi música (siempre lo tuvieron), y en mi blog. Fue un recital increíble, la energía que transmiten cada uno de los músicos que nos presentaron ese grandioso show es incomparable. Pagar lo que haya que pagar vale la pena para escuchar y para ser parte de algo, en lo que te quieren incluir; para ir y encontrarte que gente de todo tipo y que toda esa gente piense lo mismo, y tengas las mismas ganas de cambiar la cosas.
Latinoamerica es oro por cada una de las personas que la hacen grande con actos pequeños. América Latina puede cambiar si ese 5% que se dio cuenta de las cosas hace que el resto lo pueda ver con sus ojos. Un pueblo que lucha, que no se vende, que se expresa y que se moviliza puede más que cualquier otra cosa. Yo sé que empezando se cambian las cosas. Un placer ir a ver a Calle 13. Por el sonido, la puesta en escena, la música, la energía, y el mensaje es que hoy los volvería a ver; pero sobre todo porque...
...Es una fiesta de locos.

No hay comentarios: