Si creo que todo puede cambiar...

Dormir sin ropa: una gran ventaja de vivir sola, jajaja.