Si creo que todo puede cambiar...

Que tu sonrisa me bese en la boca y aletargue el dolor que me provoca la ausencia de un febrero constelado, es que extraño tanto baile peregrino. De murga y de murga es mi destino y por eso soy rui señor enamorado.

No hay comentarios: