Si creo que todo puede cambiar...

Cuando en realidad los dueños de este dolor; son políticos de la peor calaña.