Si creo que todo puede cambiar...

Viggo:


Ayer tuve que trabajar en el Delta a partir de las cinco de la tarde, y desafortunadamente no pude ir a la marcha para la vuelta a Boedo. Queriendo estar con los hinchas en el Obelisco y en la marcha, me puse la remera de San Lorenzo que me regaló nuestro gran defensor central Jonathan Bottinelli debajo de la ropa del personaje, y colgué todos los banderines, las banderas y bufandas que tengo en el bosque al lado del arroyo donde rodamos toda la noche. ¡Así no pasé tanto frío! Cuando desperté, vi las imágenes de la marcha y leí que acudieron más de 40 mil cuervos y cuervas para apoyar a la vuelta a Boedo. ¡Un éxito tremendo! Espero que Macri, Filmus, y sobre todo la presidenta se den cuenta que tenemos derecho y no nos vamos a rendir hasta que se haga repatriación histórica. Es un orgullo ser Cuervo. No hay hinchada con más pasión que la nuestra.


¡Aguante Ciclón!

No hay comentarios: