Si creo que todo puede cambiar...

Particularmente, yo creo en el amor. Y también creo, que después de salvarse de traumas, problemas cotidianos, hermanastras crueles, terremotos y tsunamis, es hermoso compartirlo con alguien. Creo, firmemente, que el amor es una amistad extremadamente fuerte unida con sexo. Hay pocas cosas en la vida que valen la pena (especialmente cuando en la balanza son las que inexorablemente se elevan), y amar es una de esas. La sensación de querer hacer feliz a otra persona no se compara. Tampoco la de querer hacerse feliz a uno mismo. Tal vez el cinismo y el pseudo libertinaje sean la opción más fácil o menos vulnerable...tal vez la idea completa de amor equivalente a felicidad nos vuelva ciegos o transforme invisibles a individuos imperfectos y que no reinan; tal vez a veces haya que quedarse en ese espacio gris, y no arriesgarse demasiado. Pero aún cuando después de las doce volvamos a ser cenicientas, hombres comunes sin corona, cuando las consecuencias sean terribles y haya que levantar los pedazos del piso e intentar repararlos, cuando se cuestione la fe y las ideas más absurdas cobren sentido...aún así, vale la pena. Siendo cursi, quedando expuesto; vale la pena. Por algo se escribieron tantos libros, se filmaron tantas películas y se escriben tantas canciones...prefiero creer que no hay imaginaciones tan poderosas, ni autores tan crueles como para mentirnos descaradamente. Puede ser que sólo exista si uno lo deja existir. Si uno está lo suficientemente abierto como para aceptar que tal vez llegue de una manera inesperada y menos rosa, si nos dejamos reemplazar el caballo blanco por un par de piernas comunes, pero que caminen para el mismo lado. Cuando entendamos que aun si aparece, hay que hacerlo funcionar. Y sólo por si acaso de que no sea así, que realmente sea idealismo puro, un montón de ñoñadas envueltas en celofán y dispuestas para llenar el vacío en espera de algo fuera de lo normal, siempre van a quedar esas miles de escenas, estrofas y prosas que nos acerquen un poco. Que renueven la esperanza de que tal vez, haya alguien desparramado por el mundo, que quiere hacernos felices.Tengo la suerte de haber encontrado a ese alguien desparramado por el mundo, que quiere hacerme feliz, tengo la dicha de compartir mi vida con un alma que pinta mis días grises de colores; y tengo el placer de compartir mis andanzas con un hombre inigualable. Te amo más allá de todo lo que pueda pasar; te amo más allá de los errores; de las veces que dolió; porque fueron más las veces que me hiciste feliz; porque fueron más las veces que secaste mis lagrimas y me robaste una sonrisa; porque fueron más las noches en tu compañía, que las noches sin vos, y porque me hiciste creer en ese amor de película, aunque no sea tan rosa, aunque no sea tan perfecto, el sentimiento es indescriptible; gracias a vos.

No hay comentarios: