Si creo que todo puede cambiar...

Nunca perdimos nuestra ternura; pero también endurecimos.

No hay comentarios: