Si creo que todo puede cambiar...

Me enseñaste que un abrazo sincero, vale más 
que un boleto de ida a las puertas del cielo.

No hay comentarios: