Si creo que todo puede cambiar...

Allá por el año 81 algo impensado sucedía en el fútbol argentino. Por primera vez uno de los denominados grandes descendía a la Segunda División.

El escenario era la cancha de Ferro. San Lorenzo de Almagro debía empatar con Argentinos Juniors para mantener la categoría. Sin embargo, lo que pocos imaginaban se concretó: el Ciclón fue derrotado 1 a 0 en aquella tarde en el barrio de Caballito y se condenaba a jugar en Primera B.

Tras el pitazo final, miles de almas sumidas en la desolación, la tristeza y la angustia se unieron en un grito que sorprendió a muchos quienes se llamaron al silencio para contemplar aquella tribuna que pese al inmenso dolor sentenciaba que ante la adversidad seguiría siendo fiel a su historia, a sus colores.

Al torneo siguiente (restaba jugar el Nacional), en el mismo estadio, ante el local Ferro, los de Boedo jugaron la última fecha, despidiéndose de la máxima categoría. Con el pecho inflado, aquel canto que decía "Ciclón Ciclón, tan solo es un año, te vamos a seguir… A donde quieras ir...", emocionaba a propios y ajenos y comenzaba a escribir el principio de una hazaña que conmocionó al fútbol argentino todo.

Hoy, River, que se auto considera "el más grande" estás lejos de serlo, muy lejos. El ego y la soberbia que caracterizó a muchos de sus hinchas (sobre todo en la década menemista) se hundieron en un pozo al que le desconocen el fondo.

Ojalá  esto sea un baño de humildad y ahora entiendas porque somos tan diferentes, porque mientras vos insultabas, rompías, destrozabas, incendiabas tu propia cancha y te llenabas de odio y rencor, hace muchos años y en la misma situación, otro plumífero comenzaba a escribir una leyenda que hoy perdura como un hecho inigualable; claro, tus plumas están pálidas, las nuestras tienen mucho más calor.

No creo que me entiendas, pensamos diferente pero para ambos el contexto fue y es el mismo, hoy te toca a vos deambular por la Segunda División, pero con una diferencia de aquel Ciclón que volvió en el 82 reventando todos los estadios, con record de asistencia.

Con lo sucedido en esta Promoción ante Belgrano, ya quedó claro que la fiesta de San Lorenzo nunca la vas a igualar.

No hay comentarios: