Si creo que todo puede cambiar...


Ponele que el momento que espero,
aún más que a la plebe dirigente,
es el día que entrelace mis dedos
con los que a tus manitas embellecen.

No hay comentarios: