Si creo que todo puede cambiar...

Duelen las manos de tanto tirar de la soga.

No hay comentarios: