Si creo que todo puede cambiar...

Bendito Dios por encontrarnos, en el camino, y de quitarme esta soledad de mi destino.

No hay comentarios: