Si creo que todo puede cambiar...

Hay historias que nunca pasan en la vida real. Los hombres no tienen tantos huevos, como los que nos pintan en la televisión, o solo los tienen cuando hay que cojer. Ojala hubiera más de uno que se anime a cambiarle una mañana a una chica, que se anime a robarle una sonrisa, con alguna boludez linda que haga, que le robe el numero de celular con un poco de romanticismo. Algo fuera de lo común.


2 comentarios:

Motor Psico dijo...

siempre me pregunto lo mismo, fallamos nosotras ?

So dijo...

TODA la razón! Chee, ya te dije miles y miles de veces que me encanta entrar a tu blog, porque al tener los mismos gustos musicales, me pone de buen humor entrar! :)