Si creo que todo puede cambiar...


Manchemos su saco,
clavemos el ancla,
que triunfe el harapo,
y QUE SALTE LA BANCA.




(Que lindo que sos Salti.)

No hay comentarios: