Si creo que todo puede cambiar...

De ojos, mano, y labio impíos, apostados en acechos, para robarte del pecho, 
TU corazón todo MIO.

No hay comentarios: