Si creo que todo puede cambiar...


No sé qué composición tendrán nuestras almas, pero sea de lo que sea, la suya es igual a la mía.

No hay comentarios: