Si creo que todo puede cambiar...

Una revolución sin baile,
no vale la pena.

No hay comentarios: