Si creo que todo puede cambiar...

Ya no somos dos ahora: se fundieron nuestros fuegos en tu alcoba.

No hay comentarios: