Si creo que todo puede cambiar...

-Te hecho de menos. - Murmuré.
-Ya lo sé. Ceéme que lo sé. Es como si te hubieras llevado una mitad de mi contigo.
-Ven y recupérala, entonces. -Lo reté.
-Pronto, en cuanto pueda, pero antes me aseguraré de que estás a salvo. -Su voz se habia endurecido.
-Te quiero. -Le recordé.
-¿Me crees si te digo que a pesar del trago que te estoy haciendo pasar, también te quiero?
-Desde luego que sí, claro que te creo.
-Me reuniré contigo enseguida.
-Te esperare.

1 comentario:

Emily Rose dijo...

hermoso el texto! te dejo un beso, te sigo, seguime :)