Si creo que todo puede cambiar...

Me arrebataste el cielo y lo adornaste, y con el tiempo me enseñaste, que es el amor, y que en la cama no hay restriccion. Hoy sé que no debe existir, placer como admirarte reir.

No hay comentarios: