Si creo que todo puede cambiar...

Mundo Cupcakes.

La historia de estas simpáticas tortitas tiene más de dos siglos. Su nombre se debe a una época donde los ingredientes de las tortas se medían en lugar de pesarse, ya que existían pocas balanzas en los hogares y las amas de casa horneaban y calculaban sus bizcochuelos en tazas de barro o de metal. De hecho las antiguas recetas americanas de cupcakes, en su gran mayoría, utilizaban como unidad de medida los cups. Estas tortitas siempre están contenidas en un pirotin y pueden o no tener relleno. Sus variados motivos decorativos y sus colores vivos son todo un atractivo que le imprimen personalidad a los cupcakes. La moda que desde hace unos años resurgió en Estados Unidos gracias a las chicas de “Sex and the City” – recordar cuando hicieron un pedido a Magnolia Bakery, la clásica pastelería neoyorkina – llegó a nuestro país y se convirtió en una nueva de forma de negocio. Los amables cupcakes que en la década del ’50 marcaron todo un estilo en la pastelería americana están regresando y son todo un furor entre los consumidores mundiales.

No hay comentarios: