Si creo que todo puede cambiar...

Es que el fútbol es peor que la droga. O, como decia el viejo slogan de una campaña de prevención de adicciones, es "un viaje de ida". Con el fútbol, al contrario que con las relaciones humanas, no hay vuelta atrás: se mete en la sangre sin permiso y no hay modo de erradicarlo del cuerpo. El deporte de los once es mucho más catártico que andar vociferando frustaciones por la calle ante cualquier incauto. Y queda "exótico" en una mujer que se supone mas preocupada por los tratamientos de embellecimiento capilar que por los meniscos de los jugadores. Paradojas de la vida: una mujer, vociferando goles desde una platea. Pero yo soy la reina de la contradicción. Y encontrarme con el fútbol ha sido para mí un golazo de media cancha.

Por qué el fútbol es Salud.
  • Libera tensiones.
  • Es un sustituto aceptable cuando no hay sexo a mano.
  • Permite canalizar iras acumuladas.
  • Anula el pensamiento racional.
  • Nuclea a hombres lindos (y de los otros, pero hombres al fin).
  • Despeja la depresión del fin de semana.
  • Es barato.

No hay comentarios: