Si creo que todo puede cambiar...

A la vida no hay que hacerla tan cara, que es algo simple, que vivir solo cuesta vida, aunque llegamos a pensar que rara vez esta vida tiene sentido. Y a veces, muchas veces esas estrellas que pensamos que son nuestro lujo se agotan, quedándonos a oscuras y pidiendo por favor que no prendan la luz, para poder tomarnos un tiempo para pensar y entender que el futuro ya llego, y hace rato… Y que no hay mas tiempo de lamento, ya no hay mas…Ya no nos podemos lamentar de haber apartado a golpes nuestros dolores, de habernos dejado esnifar la cabeza, de haber sido en algún momento vencedores vencidos, y bueno por suerte y mas que suerte tenemos la capacidad de acostumbrarnos a toda tristeza, y esto no nos hace caer ya que sabemos que el que abandona no tiene premio.

Mundo redondo y de ricota.

No hay comentarios: